viernes, 9 de abril de 2010

Exhumados en Aibar 4 víctimas del franquismo asesinados en 1936.

El día 6 de Abril y por inicitiva del Ayuntamiento de Aibar se comenzó la excavación para recuperar los cuerpos de 4 vecinos de Cáseda asesinados por los franquistas el 3 de Septiembre de 1936.

Se trata de Blas Dolorea Baztán, Segundo Dolorea Martínez, José Oneca Benedit y Gregorio Oroz Buey, siendo este el segundo intento de recuperación de sus cuerpos en ese mismo lugar dado que hace ya treinta años excavaron en esta misma zona con resultado negativo tal vez por la profundidad a la que se encontraban, más de 2 metros debido probablemente a que a lo largo de 40 años la tierra se ha ido depositando en la zona, parte baja de una ladera en tierra de labor, a unos treinta metros de la fuente del Garrero, junto a la carretera a Lumbier.

Este trabajo ha sido realizado por un equipo de la Sociedad de Ciencias Aranzadi bajo la dirección de Paco Echeberria, forense y Lourdes Errasti, antropóloga ambos con una larga experiencia en estas labores desde hace más de 10 años tanto en el estado como en el extranjero.
Colaboramos también dos miembros del equipo de Memoria Histórica de Txinparta.

El trabajo consistió, como es habitual, en descubrir con sumo cuidado los esqueletos de los cuatro asesinados (se hallaron al menos dos proyectiles alojados en un hombro y en una cabeza), antes de proceder al día siguiente a su extracción individualizada y hueso por hueso clasificándolos por miembros en bolsasy guardándolos en recipientes para su traslado al laboratorio donde se realizarán los estudios antropológicos y genéticos correspondientes antes de ser entregados a sus familiares.
Durante las dos jornadas estuvo presente Maria José, nieta de José Oneca, que no podía ocultar los sentimientos que la invadían, "alegría, tristeza, pena..." y hasta rabia sobre todo porque podían haber aparecido hace treinta años cuando estuvieron excavando, además en la misma zona.
También acudieron familiares de los otros fallecidos así como vecinos de Aibar y de Cáseda, lugar de residencia de las cuatro víctimas.

El día 8 se dieron cita abundante público, familiares, vecinos y varios medios de comunicación incluido un equipo de France 3 (Magazine du Pays Basque) de Bayona.
En un pequeño acto de homenaje intervinieron el alcalde de Aibar, un exconcejal de Cáseda así como familiares y algún otro vecino que quiso intervenir, alguno pidiendo apoyo al juez Garzón por la injusticia que se está cometiendo contra él.

Tras esta exhumación, aunque con 73 años de retraso, los familiares pueden descansar al haber aclarado el paradero de sus allegados y llevar sus restos junto a sus seres queridos.

Reportaje: Las exhumaciones paso a paso.

1 comentario:

koldo dijo...

Muy didáctico el reportaje fotográfico. Hay que decir que al fotógrafo no se le ve pero estuvo trabajando duro en la fosa también.